h1

Biuty

agosto 19, 2011

Biuty apareció en la vida de mi amigo J como lo hacen las putillas verbeveneras, en un noche de fiesta. A pesar de que J es un todo un señor que viste traje y corbata para ir a currar, no le hizo ascos a una chica mas bien fea pero simpática, vestida a la moda (la moda perriflaútica) y con pelos en los sobacos y asomando por encima de la hebilla de su cuerda-cinturón.

Pero lo importante está en el interior y blablablá, así que se dieron una oportunidad. Parece que la chica no era tonta en absoluto, estaba haciendo la tesis en la Universidad, en el departamento de química inorgánica. Llevaba cuatro años tratando de purificar un compuesto sin conseguirlo. Parece que no avanzaba mucho porque se llevaba tan mal con todo el mundo de su laboratorio que no tenia mucha ayuda por parte de la gente que tenia más conocimientos que ella sobre el tema. Leer el resto de esta entrada »

h1

El choque cultural…

julio 8, 2011

… no ha sido tan brusco como me temía. Vine a USA por primera vez con 17 años y desde entonces no habia vuelto a poner el pie aqui, asi que tras años de ver pelis americanas y tras las más que demostradas muestras de estupidez supina de los estadounidenses y/o sus representantes espera encontrarme una tierra de llena de límites, salsolas rodadoras y vaqueros con el colt al cinto. Pero claro, ni estoy en Texas ni las pelis dicen toda la verdad ni los americanos son tan borderlines como pensaba.

Lo cierto es que Boston es una ciudad tan europea como la que más, llena de oficinas, restaurantes… y de nada más. Aquí lo único que puedes hacer en la calle es comer hasta reventar, pero si necesitas comprar cualquier cosa útil, como papel del culo, una lechuga o una toalla te tienes que ir a un megacentro comercial (a.k.a mall). No es tan drástico pero casi. Leer el resto de esta entrada »

h1

8 Lecciones Para Un Joven Científico

junio 1, 2011

Ayer quedé con mi hermana y se trajo a su compañera de piso, una chica menuda y callada que estudia biología y quiere dedicarse a la investigación. Como parece que yo me dedico a eso y de alguna forma encarno un ideal que la chica se ha formado en mente, quería preguntarme su opinión respecto al futuro laboral que la esperaba. Después de 15 minutos de charla decidió que mejor echaba su CV en Zara. No era mi intención desmotivarla, sino todo lo contrario, intenté ser realista y le di una especie de charla motivacional sobre lo duro que se ha puesto esto últimamente, pero haciéndole ver que tampoco es imposible hacer buena ciencia en este país. Se me ha ocurrido contar aquí lo que pienso, a título personal (troles, recordad esto), respecto al asunto de la investigación dentro y fuera de España, de lo fácil o difícil que es, remarcando las cosas que considero han sido importantes a la hora de desarrollar mi carrera, por si algún joven científico me lee y puedo ayudarle en parte a clarificar sus ideas. Leer el resto de esta entrada »

h1

Cocinando Mala Ciencia

mayo 4, 2011

Me gustan los cocineros vascos. Son todos unos tíos gorditos, con la cabeza rosada y con aire bonachón que tan pronto te cocinan un marmitako como te deconstruyen un huevo pasado por agua.  Además, entre los 6 o 7 más famosillos tienen un montón de estrellas Michelin, esas que originalmente se daban a los que tenían las lorzas más hermosas (de ahí su nombre) pero que hoy día se conceden a aquellos cocineros que aplican la ley de Newton en su cocina: el precio de un plato a de ser inversamente proporcional a la cantidad de comida y directamente proporcional al nivel de tontería. Así, un tío que te prepare un guisante deshidrolizado con aroma de guano incubado en nitrogeno líquido, aderezado con una gota de almizcle de ballena rorcual sietemesina, es sinónimo seguro de varias estrellas Michelín.

Lo que ya no me gusta tanto es que estos tíos, conocidos y con pasta, sean también unos caraduras. O a lo mejor no lo son ellos y sólo se aprovechan de un sistema político preñado de gilipollas y analfabetos empeñados en que nos creamos las mentiras que cagan por su boca. Me explico: estoy echándole un vistazo a los presupuestos del Ministerio de Ciencia e Innovación, en el BOE de 2010, que se publicaron a finales de 2009, para constatar como ha ido menguando a lo largo del tiempo el dinero destinado a I+D cuando me encuentro, después de varios párrafos que tratan de justificar lo injustificable, con lo siguiente: Leer el resto de esta entrada »

h1

Nit de Concert

abril 8, 2011

Me gusta la  música, pero no la basura edulcorada que pinchan en los 40, sino la música de verdad. Lo que no me gusta tanto son los conciertos, supongo que es la consecuencia lógica de mi falta de empatía y casi total ausencia de habilidades sociales. A no ser que este realmente entonado por litros de alcohol (cosa difícil porque no bebo), me cuesta sentirme participe de la experiencia religiosa que parecen compartir los individuos que acuden en masa a recintos feriales, eriales llenos de barro o salas pequeñas a cantar junto a sus ídolos.

Si tuviese que elegir, mi concierto ideal es el de música clásica. Para empezar no hay letra, así que la gente difícilmente se va a poner a corear nada, y aunque la orquesta sea famosa,  la dirija el mismísimo Zubin Mehta  o Maisky toque un preludio de Bach (escuchar bien alto) no se oyen vítores ni silbidos hasta el final. Aunque la gente que acude a ver y oír música clásica es más estirada y/o elitista que la gente normal, suele ser más comedida, más silenciosa y se limita a disfrutar de lo que escucha en su fuero interior. Leer el resto de esta entrada »

h1

Hipocresía y Ciencia

marzo 8, 2011

Además de la financiación (como no soy artista ni hago cine ni soy un político corrupto desconozco el significado de esa palabra), una de las cosas que diferencia la forma de hacer ciencia en España de otros lugares punteros como USA o UK es la sinergia que existe entre los grupos de investigación (hay otras, como la endogamia o los programas de formación para lerdos, pero eso es otra historia). Así, y me refiero al campo de la oncología molecular y genética, que es lo que conozco, una búsqueda rápida en PubMed de los principales popes de este mundillo arrojará resultados curiosos: la mayoría de ellos aparecen en los artículos de sus colegas, no sólo citados, sino en la lista de autores del paper en cuestión, además de en los agradecimientos.

Aunque en todos los sitios hay más o menos casos de mala ciencia, intrusismo o hijoputismo (que tan bien conocemos aquí) es curioso ver como en Estados Unidos todo el mundo del ámbito científico está al tanto de lo que hacen los colegas de campo no sólo en el pasillo de al lado sino en otros centros y universidades del país. Además, este comportamiento se premia y propicia con lab meetings semanales, mensuales… donde varios grupos se reúnen y comentan sus resultados para, a modo de think tank, obtener ideas y críticas o colaboraciones que les permitan mejorar su trabajo. Al fin y al cabo cuatro ojos ven más que dos y nunca esta de más la opinión objetiva de un investigador externo. Leer el resto de esta entrada »

h1

Federico

febrero 3, 2011

Llegó una fría tarde de invierno con sus pepinos bajo el brazo y su sombrerito borsalino descansado sobre su cabeza plagada de pelo frondoso y rizado (lo que se conoce en algunos círculos como un pelopolla). Se le veía tan desvalido y enclenque, tan falto de cariño que decidimos adoptarlo. Así fue como Federico paso a formar parte de nuestras vidas.

Lo malo que tiene vivir en el centro de Barcelona es que después de pagar el piso no te queda dinero para nada más. Eso es muy frustrante si tu único capricho/afición es viajar, así que las circunstancias nos empujaron a buscar un compañero de piso. Federico nos gustó desde el principio a pesar de ser italiano, porque no parecía mala persona y nos hizo gracia su chaleco multicolor, su colección de sombreros y su pelo rizado. Leer el resto de esta entrada »